El rey de los medidores

ESTRATEGIA PARA GANAR

 

Los dos amigos sonríen. Se dan un apretón de manos y palmadas en los brazos. La escena, capturada en una fotografía, ocurrió el 6 de diciembre de 2013 en la residencia oficial de Los Pinos. Ese día, el presidente Enrique Peña Nieto recibió a jugadores y directivos de los Tigres de Quintana Roo. El entonces dueño del equipo, el empresario Carlos Peralta Quintero, tenía motivos para festejar. Su equipo se coronó como campeón de la temporada anual de la Liga Mexicana de Beisbol 2013. Cuatro meses antes, en agosto de ese mismo año, obtuvo contratos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por más de 2 mil 470 millones de pesos.

 

Los contratos con la CFE fueron resultado de una licitación pública internacional para adquirir watthorímetros, nombre técnico que se les da a los medidores de luz. En ese concurso ganaron Comercializadora IUSA Medidores S.A. de C.V. y Controles y Medidores Especializados S.A. de C.V. En la licitación, las dos empresas participaron como si fueran dos compañías diferentes, sin vínculos, cuando en realidad no es así. Controles y Medidores Especializados es una compañía ligada a Carlos Peralta Quintero, presidente ejecutivo y director general de Grupo IUSA.

 

IUSA no es la única empresa que fabrica watthorímetros en México y en el mundo. Información de la misma CFE señala que se tienen identificadas a 20 compañías con posibilidades de producir y vender medidores. Aun así, IUSA y Controles y Medidores Especializados son las únicas que parecen tener la fórmula para asegurarse ganar la licitación pública internacional que, cada año, realiza la gerencia de abastecimientos de la CFE, para comprar más de un millón de medidores.

 

La estrategia para asegurar los contratos funciona sin problemas. Desde 2013, año en que Controles y Medidores Especializados comenzó su historia en las licitaciones, esta empresa y otras del Grupo IUSA han recibido contratos de la CFE, por la adquisición de medidores, que en conjunto suman poco más de 11 mil 833 millones de pesos.

NEGOCIO CON HISTORIA

2012: NOQUEAR A LA COMPETENCIA

 

En 2012, Protecsa Ingeniería y Electrometer de las Américas intentaron convertirse en proveedores de la CFE. Las dos empresas participaron en la licitación LA-018TOQ003-T263-2012. La tercera concursante fue IUSA Medición.

 

Durante las juntas de aclaraciones de la licitación, cuyas actas pueden consultarse en el sistema Compranet, Electrometer de las Américas señaló que los watthorímetros requeridos consideran características exclusivas para la CFE. “Si tomamos en cuenta la cantidad mínima de unidades a entregar, para empresas medianas nacionales, como es nuestro caso, y dada nuestra capacidad instalada conocida y certificada por ustedes, nos será prácticamente imposible suministrar las cantidades requeridas, lo cual consideramos limitativo para nuestra participación”.

 

La empresa propuso que se modificara el tiempo de entrega, porque de lo contrario “se dará posibilidad de cumplimiento sólo a la empresa IUSA Medición… Consideramos que un tiempo de entrega con las cantidades solicitadas sólo es posible para quien tenga preparado el producto de manera anticipada”. La CFE no aceptó la propuesta.

 

This is a demo image

Durante la licitación, Electrometer de las Américas señaló que “IUSA Medición plantea que nadie más podría o debería pretender desarrollarse como proveedor alterno de este tipo de watthorímetros, ostentando su poder monopólico. Lo anterior deja a CFE en una posición incómoda, puesto que implicaría que la presente licitación habría de ser una compra directa disfrazada”.

 

El fallo de esta licitación se pospuso, por lo menos, en cuatro ocasiones, hasta que se realizó el 27 de agosto de 2012. La propuesta de Protecsa Ingeniería fue desechada por incumplir con aspectos técnicos solicitados en la convocatoria.

 

De acuerdo con el fallo, tanto IUSA Medición como Electrometer de las Américas cumplieron legal, técnica y económicamente con los requisitos solicitados. Pero la CFE canceló la única partida en que participó Electrometer de las Américas. El argumento fue que el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) tenía abierto un procedimiento en contra de la empresa.

 

Justo en 2012, cuando estaba en marcha la licitación de la CFE, tanto Electrometer de las Américas como Protecsa Ingeniería fueron denunciadas ante el IMPI, por una supuesta violación a la patente que fue otorgada a IUSA. Para conocer qué sucedió con esas denuncias, se solicitó desde hace meses información al IMPI, pero hasta la publicación del reportaje no se tuvo una respuesta.

 

Para este reportaje también se buscó a los representantes de Protecsa Ingeniería y Electrometer de las Américas. Ninguno aceptó hablar sobre el tema.

 

Al final, el único ganador de la licitación del 2012 fue IUSA Medición, quien obtuvo un contrato abierto -es decir, que podía ampliarse- por mil 175 millones 751 mil 737 pesos. Esta licitación mostró que, si de medidores se trataba, nadie podía competir con IUSA.

Para la licitación pública internacional que la CFE lanzó en 2013 se presentó lo que parecía ser un nuevo jugador: Controles y Medidores Especializados S.A. de C.V. Una empresa sin antecedentes en el negocio de medidores de luz en el país o en el mundo.

 

THELMA GÓMEZ DURÁN

Carlos Peralta Quintero, presidente ejecutivo y director general del Grupo IUSA, es el rey de los medidores de luz. El amigo del presidente Enrique Peña Nieto y de los hermanos Salinas de Gortari es el gran ganador de las licitaciones que realiza la Comisión Federal de Electricidad, para comprar miles de watthorímetros. Su fórmula consiste en participar en las licitaciones con dos empresas que simulan ser competidoras pero que, en realidad, no lo son. En los últimos cinco años, bajo este engañoso mecanismo de competencia, las compañías ligadas a Peralta Quintero han obtenido contratos públicos que en conjunto ascienden a más de 11 mil 833 millones de pesos, es decir poco más de 654 millones de dólares.

TEXTO: THELMA GÓMEZ DURÁN

UXD: MIRELLE MORA