Corrupción

Corrupción


Este texto fue publicado en Expansión Política el 21 de agosto.

En el último año retumbaron por todo el país las peticiones de cientos de miles de mujeres que salieron a tomar las calles y el espacio público para exigir justicia, seguridad y un alto a los feminicidios. Las marchas de agosto 2019 y marzo 2020 pasarán a la historia por su gran aforo y sus demandas por seguridad y justicia. El abuso sexual por parte de cuatro policías a una menor de edad detonaron las primeras manifestaciones de rechazo y movilización, azuzadas por la noticia de la violación, tortura y asesinato de una niña de 7 años. Dos son los elementos comunes entre estos sucesos y los 300 asesinatos de mujeres que ocurren al mes en México: la impunidad procesal y el abandono de las mujeres.

El descontento por el incremento en violencia e inseguridad que miles de mujeres experimentamos día con día se hace evidente no sólo en las marchas, también en la opinión que tenemos del gobierno.

Dadas las características de una sociedad patriarcal como la mexicana, las mujeres realizamos la mayor parte del trabajo no remunerado en el hogar y de cuidados de niñas, niños, ancianos y enfermos. Así, dependemos económicamente frecuentemente de terceros o padecemos una mayor precariedad laboral, con lo cual somos más propensas a vivir en pobreza. A todo esto se suman las violencias cotidianas, que frecuentemente derivan, incluso, en violaciones a nuestros derechos humanos. En cinco años los feminicidios han incrementado en 137% y durante el 2019 en la mitad de las entidades federativas el secuestro a mujeres aumentó. La intervención del gobierno en la creación de políticas diferenciadas por género para la protección de mujeres y la reducción de la brecha de género es indispensable.

No obstante, durante décadas gran parte de la seguridad social que recibían las mujeres se debía a su condición de esposas o madres (Tepichin, 2010) y la implementación de políticas públicas diferenciadas tardó en materializarse. Las instituciones y leyes como el Instituto Nacional de las Mujeres (2001), la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (2007) y la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (2009) son de reciente creación.

Pero hoy el problema es el retroceso en los avances. Durante el primer año de gobierno de Lopez Obrador se propuso la reducción al presupuesto de 26 programas de apoyo a las mujeres. En febrero del 2020, la Cámara de Diputados aprobó una reducción del presupuesto a dichos programas por 2 mil millones de pesos, lo que equivale a un recorte de 69% de los recursos respecto al año anterior. Programas como el de equidad educativa y estancias infantiles quedaron sin presupuesto (Animal Político, 2019). Esta decisión significa el abandono de miles de mujeres y un retroceso en la igualdad de oportunidades.

La encuesta MCCI-Reforma 2020 refleja el abandono con el que los programas sociales se otorgan a las mujeres. En México, 28% de los hogares tienen jefatura femenina y hay 358 mil madres solteras en el país (ENADID, 2018). Sin embargo, cuando se preguntó a los entrevistados si ellos o alguien de su familia era beneficiario del programa de apoyo económico para madres solteras, sólo 4.3% respondió de manera afirmativa. Es decir, hay poca atención y mínima asignación de recursos para apoyar a las mujeres al frente de los hogares.

Corrupción

Además, de manera alarmante, el 13% de las mujeres que reciben la ayuda económica por ser madres solteras declaran haber sido víctimas de extorsión, es decir que les pidieron un favor, apoyo político o dinero a cambio de formar parte del programa. Incluso en los programas sociales las mujeres son víctimas de corrupción.

Corrupción

Los resultados de la encuesta MCCI-Reforma 2020 confirman que la corrupción nos sale más cara a las mujeres que a los hombres. No solo recibimos poco apoyo de programas sociales, sino que también somos más frecuentemente extorsionadas (UNODC, 2019), pues tenemos más contacto con actos de corrupción de la vida diaria y es menos probable que denunciemos (Ortiz, 2020). En este sentido, la encuesta indica que una de cada cuatro mujeres tuvo que pagar sobornos mayores a mil pesos -una proporción mayor que los hombres-.

Debido al aumento en la inseguridad, el abandono en programas sociales y el abuso de las autoridades no debería sorprender que las evaluaciones negativas del gobierno y el pesimismo de las mexicanas vaya en aumento. La evaluación negativa sobre la gestión anticorrupción del gobierno por parte de las mujeres ha incrementado: de 11% en 2019 a 28% en 2020, lo que significa un aumento de 17 puntos porcentuales en las opiniones negativas. 

Corrupción

México es un país donde el Fiscal General propone -así sea una ocurrencia- destipificar el feminicidio y el presupuesto destinado a programas específicos para mujeres disminuye o no se ejerce. Las mujeres en el gabinete tienen una mayor responsabilidad en esta agenda – ignorarla es traicionar al resto de las mexicanas. Mientras el gobierno no atienda la inseguridad y la violencia tal como las vivimos las mujeres, las mexicanas seguiremos marchando.


* Rosa Castañeda

Forma parte del equipo de investigación aplicada de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad. Es internacionalista por el ITAM.

@Rosa_Castaned

___

Reconocimiento

Un reconocimiento a Katia Guzmán por el procesamiento de la base de datos de la encuesta para la elaboración de gráficas de este texto.

Bibliografía

Asociación alto al secuestro, Estudio Mujeres víctimas de secuestro 2018-2019, disponible en: shorturl.at/chzP7

Cámara de Diputados, Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2020, 2020, disponible en: http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/PEF_2020_111219.pdf

Castañeda, Rosa, “Feminicidio: ¿es cuestión del nombre?”, Desarmar la corrupción, Nexos y MCCI, 2020, disponible en: https://anticorrupcion.nexos.com.mx/?p=1510

Instituto Nacional de las Mujeres, Las madres en cifras, 2017, disponible en: https://www.gob.mx/inmujeres/articulos/las-madres-en-cifras

INEGI, ENADID 2018, disponible en:https://www.inegi.org.mx/programas/enadid/2018/

Ortiz, Leonor, “Género y Corrupción”, Desarmar la corrupción, Nexos y MCCI, 2020, disponible en: https://anticorrupcion.nexos.com.mx/genero-y-corrupcion/

Roldán, Nayeli, “Gobierno de AMLO pide recortar recursos a 26 programas dirigidos a las mujeres”, Animal Político, 2019, disponible en: https://www.animalpolitico.com/2019/11/recorte-programas-genero-mujeres-2020/

Tepichin, Ana María, “Política pública, mujeres y género”, Los grandes problemas de México, Vol. VIII,  Colmex, 2010