En las oficinas de Grupo Salinas habría cinco casos de COVID-19, según denuncian colaboradores de la empresa Elektra. Estos contagios corresponderían al mes de abril.

Sin embargo, los empleados en las tres torres del consorcio, que albergan en promedio a 3 mil personas, continúan asistiendo a trabajar, lo que podría constituir un incumplimiento de las medidas de seguridad decretadas por el gobierno para evitar más contagios.

Además, fotografías obtenidas por MCCI a través de empleados de Grupo Salinas, muestran cómo trabajadores de limpieza improvisaron equipo de protección con bolsas de basura para sanitizar la zona donde supuestamente trabajaron los contagiados. De acuerdo con testimonios, las imágenes fueron tomadas el viernes 3 de abril.

En el corporativo conocido como Torre Esmeralda, ubicada al sur de la Ciudad de México, trabaja personal de Elektra, Banco Azteca, Seguros Azteca, Afore Azteca e Italika, todas empresas de Grupo Salinas, de Ricardo Salinas Pliego.

En un grupo de Whatsapp donde están directivos de Elektra, la directora general de Recursos Humanos, Ángela Sofía Cárdenas Yeogusuku, confirmó el 8 de abril que tres trabajadores de la Torre 3 se habían contagiado de COVID-19.

MCCI tuvo conocimiento de las conversaciones de esos chats a través de propios empleados de Elektra. Además de los chats de Cárdenas, una de las fuentes confirma al menos tres casos dentro de esta empresa en la Torre 2. 

Pocos días después, el pasado 13 de abril, Cárdenas anunció a los directivos la existencia de dos casos más en el piso 8 de la Torre Esmeralda 2, que corresponden a trabajadores de Grupo Elektra.

“Tenemos dos casos confirmados en el piso 8, los cuales han sido reportados (…) Se realizó el fin de semana el proceso de limpieza y hoy se está haciendo el de sanitización (debió ser el fin de semana, pero no sucedió)”, escribió Ángela Sofía Cárdenas el lunes 13 de abril, de acuerdo con testimonios de otros colaboradores de Grupo Salinas que tuvieron acceso a esa conversación de Whatsapp.

“Las personas que se sentaban cerca de las personas confirmadas como positivo, están desde casa evaluando síntomas y se reincorporan en caso (sic) no tengan nada, a fines de esta semana”, dijo Cárdenas a pesar de que las autoridades sanitarias recomiendan estar completamente aislado al menos dos semanas.

MCCI logró identificar que el chat está conformado por Fabrice Deceliere Márquez, Director General de Elektra; Elisardo Antonio Pérez de Mata, Director de Área de Excelencia Operativa; Ana Elia Calderón Merino, Jefa de Negocios, y la propia Ángela Cárdenas, entre otros directores, de los que MCCI corroboró que trabajan en el grupo.

A pesar de que las autoridades anunciaron la Fase 2 el 24 de marzo, los empleados de Grupo Salinas siguieron trabajando, a pesar de que sus servicios no son considerados actividades esenciales, excepto el servicio de banco. El personal de TV Azteca, que como medio de comunicación debería entrar en la categoría de actividad esencial, y que también forma parte de ese consorcio, no labora en Torre Esmeralda.

Una de las medidas que Grupo Salinas tomó para proteger a los empleados es que las distintas empresas que albergan las tres torres tengan diferentes horarios de entrada y salida para evitar aglomeraciones. También se determinó que personas vulnerables trabajaran desde casa vía remota.

Durante la segunda semana de abril, el equipo de limpieza fue asignado para limpiar la zona donde trabajó un empleado infectado de Banco Azteca en la Torre Esmeralda Tres, dijeron las fuentes.

En fotografías obtenidas por MCCI se observa que el personal acudió con instrumentos básicos de limpieza. En total, se ven cinco personas con bolsas de basura en el cuerpo, cubrebocas de tela, y con los ojos descubiertos en vez de protección de material especial. Al mismo tiempo se observa a oficinistas, sin protección alguna, dentro del lugar donde están desinfectando.

Personas identificadas plenamente por MCCI solicitaron el anonimato para relatar las condiciones laborales en las que se encuentran en Grupo Salinas durante la pandemia, mismas que coinciden en la existencia de los contagios en Torre Esmeralda. 

Una empleada de Elektra, que trabaja para esa marca desde hace más de 6 años, comenta que el estrés entre los trabajadores ha crecido desde que se conoció el primer infectado de coronavirus en la torre 3.

“Hay mucha gente indignada en la empresa. Da tristeza que no se preocupen por los empleados. Yo, por ejemplo, vivo en casa de mis papás. Y mi papá tiene diabetes”, comentó.

De acuerdo con la empleada, al menos dos de sus colegas ya rentaron un departamento cerca del trabajo para no arriesgar a sus familias.

Otro trabajador de Elektra señaló que distintas secciones, de manera independiente, se habían puesto de acuerdo para trabajar en su mayoría desde casa, ya que, calcula, alrededor del 80 por ciento del trabajo administrativo puede hacerse vía remota.

Sin embargo, luego de los comunicados de Grupo Salinas respecto a que la mejor manera de combatir la pandemia era trabajando, los empleados tuvieron que volver a las oficinas.

El pasado viernes 17 de abril, en el noticiero nocturno de TV Azteca, que forma parte de Grupo Salinas, el conductor Javier Alatorre hizo un llamado a no hacer caso a los números que diariamente reporta el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

MCCI buscó la versión oficial de Grupo Salinas a través de su departamento de comunicación vía e-mail y teléfono, sin embargo, hasta la publicación de la nota no han contestado. También se buscó a Ángela Cárdenas, Directora General de Recursos Humanos de Elektra, tanto en su extensión como en el celular de la empresa, y tampoco se obtuvo respuesta.