Subsidios a desempleados, descuento de impuestos a las empresas más pequeñas, prórroga para pagar adeudos, créditos a tasa cero, financiamiento provisional de la nómina de los negocios y promoción de comercio a domicilio son algunas de las medidas que ya han aplicado 26 de los 32 estados del país para hacer frente a la crisis económica y de desempleo derivado por la pandemia del coronavirus.

Hasta este jueves al mediodía el 80% de los estados se anticiparon al Gobierno federal, que anunciará hasta el próximo domingo 5 de abril su plan de reactivación económica.

Tan sólo trece estados destinaron recursos adicionales por 10 mil millones de pesos para enfrentar la emergencia económica. Otros 13 estaban por definir un presupuesto para sus respectivos programas.

«Voy a informar el domingo sobre el plan de rehabilitación, de impulso a la actividad económica, el Plan de Reactivación Económica. Estoy seguro de que pronto vamos a levantar la economía”, anunció el pasado martes el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia mañanera.

Una primera acción que el mandatario anticipó ese día fue que se agilizará la devolución del IVA a las empresas. No obstante, el presidente descartó cualquier tipo de condonación de impuestos o rescate financiero a compañías en aprietos por la crisis del Covid-19.

En los estados, las acciones para enfrentar la contingencia económica iniciaron desde el 22 de marzo y, a la fecha, sólo los gobiernos de seis entidades (Baja California, Campeche, Chiapas, Querétaro, Tabasco y Tamaulipas) carecen de un programa definido de incentivos.

En 14 entidades, los gobiernos locales decidieron aplicar descuentos que van del 20% al 100% en el cobro del impuesto sobre la nómina para micro y pequeñas empresas. En otros cuatro estados se aplican prórrogas fiscales de 1 a 6 meses. Estos beneficios fiscales aplicaron desde marzo y, en la mayoría de los casos, se extenderán durante abril.

En cuatro entidades (Michoacán, Zacatecas, Chihuahua y Guanajuato) se aplicó un programa para promover a los comercios que realizan reparto de mercancía a domicilio. Se les da difusión gratuita y en algunos casos financiamiento para equipamiento.

Pagan sueldo a despedidos

En cinco estados, además, se ha decidido subsidiar a desempleados.

En Aguascalientes, por ejemplo, se destinaron 70 millones de pesos para subsidiar con 5 mil pesos durante un mes a 14 mil jefes o jefas de familia que hayan perdido su empleo o su ingreso a consecuencia de la crisis del coronavirus. Además, se repartirán apoyos de mil pesos semanales a 706 adultos mayores que trabajaban como empacadores en 124 tiendas de autoservicio.

En Jalisco se asignó una bolsa de 400 millones de pesos para apoyar con 5 mil pesos por un mes a 80 mil personas que perdieron su ingreso. En esa entidad, sin embargo, los solicitantes del apoyo suman más de 260 mil desempleados, por lo que el fondo asignado no alcanza. Por ello, las autoridades de ese estado estudiaban aumentar el número de apoyos.

En Coahuila, el Gobierno estatal contempla pagar 3 mil 696 pesos durante un mes a empleados del sector turismo desocupados, como recamareras, personal de mantenimiento, meseros y cocineros.

En Guanajuato, el subsidio presupuestado es de 124 pesos diarios (unos 3 mil 700 pesos al mes) para 7 mil 526 personas que, derivado de la contingencia sanitaria, hayan perdido su empleo o autoempleo. El apoyo es a cambio de que se comprometan a realizar actividades de beneficio comunitario, como empedrar calles, construir jardineras, muros, podar árboles o limpiar espacios públicos.

El subsidio autorizado en Hidalgo es sólo para los trabajadores que resulten infectados con el Covid-19, a quienes se les otorgará un apoyo de 3 mil 750 pesos mensuales.

Financiamiento de nómina

En 20 de los 26 estados que ya lanzaron un plan económico para la contingencia, se otorgan créditos baratos (con tasa de cero a 6 por ciento anual) a empresas y emprendedores que enfrentan problemas para mantener su plantilla laboral.

Los apoyos se otorgan en Michoacán a tasa diferenciada, de acuerdo con el tamaño de la empresa; a los micronegocios se les ofrecen préstamos de hasta 6 mil pesos sin pago los tres primeros meses y un interés de cero en los siguientes 9 meses. A las empresas pequeñas y medianas se les aplica una tasa de 6%.

El gobierno de San Luis Potosí también ofrece tasa cero, pero sólo a mujeres emprendedoras, mientras que a los microempresarios les aplica una tasa de 6%, igual que Michoacán.

En el Estado de México la tasa cero se ofrecerá a quienes promuevan el autoempleo; para ellos se asignó un fondo de 200 millones de pesos.

Aguascalientes lanzó un plan de apoyo a las empresas que habían adquirido créditos antes de la crisis del Covid-19; ofreció diferir 3 meses los pagos, reestructurar el plazo 12 meses más y reducir 3 puntos la tasa contratada. En Veracruz, se pretenden repartir 10 mil créditos a microempresarios, sin intereses.

Mientras que en Jalisco se contempló una bolsa de 450 millones para financiar a 15 mil negocios o talleres que tengan hasta 15 trabajadores, aunque los solicitantes superaron los 45 mil.

Para mantener la plantilla laboral de las empresas pequeñas, en Guanajuato se autorizó otorgar créditos de hasta 500 mil pesos, con un plazo de 36 meses y una tasa fija de 6%.

Nuevo León ofrece a las microempresas créditos de hasta un millón de pesos a pagar en tres años y, además, echó a andar un programa especial de reconversión industrial, con financiamiento preferencial a las empresas con capacidad para convertir sus procesos a la fabricación de los insumos que se requieren en la actual crisis de salud.

Los créditos del Gobierno de la Ciudad de México son principalmente para microempresas y personas que trabajan en la economía informal. Cada préstamo es de 10 mil pesos, sin intereses, con un plazo de dos años y un periodo de gracia de 4 meses para realizar el primer pago.

Exención de impuestos

Colima, Michoacán, Nuevo León, San Luis Potosí y Zacatecas ofrecen exentar del impuesto sobre la nómina a las empresas más pequeñas.

Por ejemplo, en Nuevo León la exención es para empresas de 1 a 10 empleados y cuyo nivel de ingreso bruto anual sea inferior a 4 millones de pesos.

En Zacatecas la condonación del 100% del impuesto es para empresas con menos de 20 trabajadores y se aplicará durante abril y mayo; para los negocios hasta con 40 trabajadores el descuento será del 50% y para las que tengan más empleados será del 30%.

A los negocios con menos de 50 trabajadores, los gobiernos de San Luis Potosí y de Michoacán aplicarán subsidio del 100% del impuesto a la nómina, mientras que en Sonora, Estado de México, Guerrero, Hidalgo y Durango será del 50%.

En esta última entidad se pretende ampliar el descuento al 75% para las micro, pequeñas y medianas empresas que establezcan medidas para facilitar bienes y servicios a la ciudadanía durante la contingencia.

Hay estados que además de exenciones ofrecen prórrogas para pagar el impuesto. Es el caso de Aguascalientes, que otorga 30% de descuento durante todo el año a empresas con hasta 20 trabajadores y al resto de los negocios les dio el beneficio de diferir hasta 6 meses sus pagos, sin aplicar recargos, actualizaciones o multas.

Apoyos por definir

Hay estados cuyo plan de apoyo es muy limitado, porque apenas están en proceso de definir una asignación presupuestal. Es el caso de Chihuahua, que hasta ahora sólo había lanzado la campaña “Unidos con tu empresa” para promocionar gratuitamente los productos chihuahuenses de los micro y pequeños negocios, particularmente restaurantes, panaderías y tiendas de abarrotes que puedan enviar su mercancía a domicilio. Además, se autorizó aplicar descuentos en recargos de marzo a mayo en los cobros de agua a usuarios domésticos, industrial y comercial con consumo menor a 25 metros cúbicos.

El gobierno de Puebla estaba en proceso de definir la posible exención del impuesto a las nóminas y destinar un fondo para desempleados. El único apoyo que ha formalizado es la suspensión del cobro de agua durante abril a comercios, restaurantes, cafeterías y microempresas que consuman menos de 50 metros cúbicos, además de diferir hasta diciembre los pagos de mayo, junio y julio a los negocios que consumen hasta 90 metros cúbicos.

Morelos ya destinó un fondo de 300 millones de pesos para su plan de apoyo a la economía y al empleo, principalmente para otorgar créditos baratos, incluso a tasa cero, pero estaba por definir las condiciones de este financiamiento. Mientras que Tlaxcala sólo ha lanzado un programa de incentivar el consumo de productos y servicios de emprendedores locales.

Fuente: Recopilación MCCI en consultas en los estados / Diseño: Omar Bobadilla