image
Presidente, tenemos un problema: la gente cree que hay más corrupción

A un año de la última encuesta MCCI-Reforma sobre percepciones y frecuencia de la corrupción y la impunidad en México, los resultados del levantamiento 2020 nos sorprenden -y seguramente sorprenderán más a los encargados de ejecutar la política anticorrupción de este gobierno.

El año pasado, 86.5% de los mexicanos -hombres y mujeres- consideraba que los actos de corrupción ocurrían frecuente y muy frecuentemente. Este resultado no sorprendió a nadie dado que el sexenio Peña terminaba con la peor aprobación de la historia reciente, en gran medida a causa de los escándalos de corrupción que MCCI, Animal Político, Aristegui Noticias y otros medios reportamos: Los sobornos de Odebrecht a funcionarios de Pemex -particularmente a Emilio Lozoya-, La Estafa Maestra, las empresas fantasma de Javier Duarte en Veracruz, los desvíos de recursos públicos de Chihuahua a las campañas electorales del PRI nacional, los despojos de Roberto Borge en Quintana Roo, la Casa Blanca de Angélica Rivera, la de Videgaray en Malinalco y el tren México Querétaro, por mencionar algunos.

A pesar de que uno de los temas que AMLO posicionó en la campaña presidencial de 2018 fue la bandera anticorrupción, la percepción de que en México los actos de corrupción son frecuentes o muy frecuentes ha aumentado. A 14 meses de que su administración tomara posesión, 90.1% de los mexicanos considera que la corrupción sigue ocurriendo frecuentemente y muy frecuentemente.

Podría argumentarse, siendo optimista, que la encuesta tiene un margen de error de +-4 puntos porcentuales, y que en realidad la gente percibe que la corrupción ocurre con la misma frecuencia que el año pasado. Sin embargo, que las cosas no hayan mejorado es en sí un gran problema para este gobierno. Cuando la gente salió a votar en 2018 lo hizo con la esperanza de un cambio… y no de seguir como estábamos.

¿Con qué frecuencia cree que en México se lleven a cabo actos de corrupción?

Fuente: Encuesta MCCI – Reforma.
Abril 2019 y marzo 2020.

La realidad es necia. La evidencia indica que las cosas no sólo no mejoraron en el frente anticorrupción, sino que de hecho empeoraron. Más personas consideran que la corrupción ha aumentado en el último año, pasando de 46.2% en 2019 a 53.2% en 2020. Este incremento no sólo supera el error de medición sino que marca una clara tendencia de que la gente percibe que la corrupción no ha disminuido durante el primer año de gobierno.

En los últimos 12 meses, ¿diría usted que la corrupción ha aumentado o ha disminuido?

Fuente: Encuesta MCCI – Reforma.
Abril 2019 y marzo 2020.

La serie de escándalos durante el primer año de la administración AMLO ha desgastado la reputación de cero corrupción que el presidente insiste en tener. Aun cuando algunos de esos escándalos involucraron a otros poderes –como el que orilló al exministro de la Corte Eduardo Medina Mora a renunciar— no dejaron de pasarle la factura al gobierno. Como consecuencia de este deterioro de expectativas, el porcentaje de mexicanos que considera que el combate a la corrupción en el gobierno de AMLO ha sido deficiente (suma de respuestas malo y muy malo) se duplicó de 2019 a 2020, pasando de 12% a 26.2%.

En general, ¿cómo calificaría la forma en la que el gobierno de AMLO está combatiendo la corrupción?

Fuente: Encuesta MCCI – Reforma.
Abril 2019 y marzo 2020.

Otros escándalos en los que el gobierno federal sí ha tenido mérito, ya sea exculpando o sancionando (es un decir) a los involucrados, también han tenido impacto negativo en las expectativas del combate a la corrupción en México. Entre estos casos están, por ejemplo, las acusaciones sobre el presunto ocultamiento de bienes por parte de Manuel Bartlett, el conflicto de intereses que tenía el superdelegado Lomelí en Jalisco y, más recientemente, los falsos proveedores de CONADE y el desfalco al fideicomiso de atletas de alto rendimiento. Más aún, en 2019 la expectativa de que la corrupción se incrementara era relativamente baja. Sólo 22.7% de los mexicanos creía que la corrupción aumentaría en los próximos 12 meses, posiblemente porque muchos creían haberlo visto todo durante la administración anterior. En 2020, el porcentaje que consideró que la corrupción aumentaría en los próximos 12 meses se duplicó, alcanzando 42.7%.

En los últimos 12 meses, ¿cree usted que la corrupción en el país aumentará o disminuirá?

Fuente: Encuesta MCCI – Reforma.
Abril 2019 y marzo 2020.

Y a todo esto, ¿cómo se afecta la imagen del presidente?

Diversas casas encuestadoras han publicado en semanas recientes que la aprobación presidencial cayó cerca de 20 puntos entre febrero de 2019 y febrero de 2020. A partir de los datos, múltiples hipótesis buscan respuestas en los pobres resultados en materia de seguridad y economía. Sin embargo, una pobre gestión anticorrupción también puede tener efectos políticos y electorales: así le sucedió a Peña (tal como lo explicamos aquí el año pasado) y así puede sucederle a AMLO.

En ese sentido, los resultados de la encuesta MCCI-Reforma señalan que el presidente López Obrador ha perdido una parte importante de su imagen de hombre honesto. En 2020, la mitad de los mexicanos consideraba que el presidente era honesto; un año antes esta cifra alcanzaba casi 64%.

¿Usted diría que el presidente de la República es honesto o es corrupto?

Fuente: Encuesta MCCI – Reforma.
Abril 2019 y marzo 2020.

Pero no todo está perdido. Si bien son muchas las malas noticias para quienes ejecutan los esfuerzos anticorrupción de este gobierno -en resumen, la percepción de corrupción va en aumento, la esperanza de que mejore la gestión anticorrupción disminuye e incluso la imagen de honestidad del presidente se deteriora-, vislumbramos esperanza.

La ciudadanía está harta de la corrupción sistémica y política, ésa que desvía cientos de miles de millones de pesos de dinero público a los bolsillos de unos cuantos. Pero los datos de la encuesta MCCI-Reforma muestran que los pequeños sobornos, las mordidas, las dádivas y las propinas indebidas, ocurren con menor frecuencia en este segundo año de administración. Lo que quiere decir que el costo moral de cometer pequeños actos de corrupción probablemente ha aumentado. Posiblemente una parte responda al impacto del discurso presidencial en los funcionarios de bajo rango de que no se tolerarán actos de corrupción, y otra parte sea por la rotación de personal al inicio de la administración. En suma, los servidores públicos en ventanillas únicas y oficinas de gobierno han cobrado menos mordidas en 2020 (9.9% de la población) que en 2019 (13.4%).

En los últimos 12 meses, para realizar algún trámite o recibir algún servicio o apoyo gratuito del gobierno, ¿le solicitaron una mordida, propina o un favor?

Fuente: Encuesta MCCI – Reforma.
Abril 2019 y marzo 2020.

En conclusión, la ruta está en buscar mejores soluciones y respuestas institucionales a la gran corrupción, la sistémica, y promover que se mantenga la tendencia a la baja en la pequeña corrupción, que también nos cuesta. El estudio completo a partir de esta encuesta se publicará en mayo 2020. Estén pendientes.


*Sofía Ramírez Aguilar es investigadora, analista política y directora adjunta de la Unidad de Investigación Aplicada de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

LEE MÁS SOBRE: Desarmar la corrupción

No es optativo, los expresidentes deben enfrentar a la justicia
La Plataforma Digital Nacional: Datos para luchar contra la corrupción
Juicio a expresidentes ¿consulta popular o encubrimiento?

Últimas

Reportan a empresa de Monterrey por transferencias a casinero trumpista de Las Vegas
Empresa ligada a inmobiliaria de Los Zetas es investigada por lavar dinero en 5 países
No es optativo, los expresidentes deben enfrentar a la justicia

Últimas

Reportan a empresa de Monterrey por transferencias a casinero trumpista de Las Vegas
Empresa ligada a inmobiliaria de Los Zetas es investigada por lavar dinero en 5 países
No es optativo, los expresidentes deben enfrentar a la justicia